Flamenco

El Flamenco

Flamenco… El flamenco es esto, el flamenco es lo otro... ¿Pero qué es el flamenco? Para algunos, simplemente un espectáculo, una atracción turística, un show en vivo que se realiza en un tablao. “Tablao” (porque se bailaba sobre una tabla, para que el taconeo retumbara), una tabla con un gitano que sabía bailar flamenco encima (bailaor, bailaora), y ya está.

Un espectáculo típico español, que además tenía cante (cantaor) y una guitarra flamenca. Una diversión para las noches de ocio. Un entretenimiento musical.

Pero el flamenco es mucho más que eso. El flamenco es un arte único, diferente, un arte rebosante de emociones. Es espectacular en sus formas y conmovedor en sus contenidos. Es un arte, que visto de cerca, en la intimidad, como se debe ver el flamenco, es sobrecogedor. Antiguamente el flamenco se cantaba y bailaba en “el cuarto”, que solía ser una habitación de ladrillos abovedados en el sótano de los edificios situados en el centro de Madrid. En esos espacios, relativamente pequeños, donde la acústica natural es óptima, se cantaba, se bebía, se bailaba, y sobre todo se disfrutaba de la emoción del arte puro.

Las canciones del repertorio flamenco tienen letras tremendamente pasionales, vuelan al centro del corazón. Hablan de la vida, del amor y de la muerte.

El Flamenco es pasión en estado puro

Cantar, bailar, disfrutar (o sufrir) en un tablao es la esencia del flamenco. No es un arte que soporte medias tintas. O hay emoción, o no hay nada.

En Madrid, capital de España, el arte flamenco está renaciendo de sus cenizas, como el ave Fénix.

Quizás gracias a  que se considera atracción turística, el flamenco está volviendo a coger fuerza; y cantar y bailar “a lo gitano” otra vez está de moda en muchos tablaos. En muchos locales del centro de Madrid, esta capital que a veces parece de provincias, surgen carteles que anuncian “Show espectacular en vivo”, “Guitarra, Cantaor, Bailaor y bailaora, más una copa de sangría, por tantos euros”. Y sí, la sangría, la bebida que siempre acompaña a este arte, así como el vino fino a los toros…

El flamenco, mil veces enterrado en el olvido español, renace con su cante, aunque solo sea con el pretexto de llenar una noche de ocio para turistas, porque aunque muchos se equivoquen, el flamenco, que es en el fondo emoción, traspasa fronteras y toca el alma sensible de japoneses o norteamericanos, de suizos, franceses y chinos. Un tocaor flamenco, una bailaora flamenca, es un artista único, diferente, y sus canciones logran emocionar y hacen disfrutar a compatriotas y extranjeros.

Flamenco Madrid, el Flamenco es un espectáculo, Atracción turística y Show en vivo sobre tabla. Flamenco es Baile y Espectáculo Típico Español con Guitarra Flamenca